lunes, 17 de febrero de 2014

La vuelta a los ruedos de David Delfín


Ha pasado un año desde que David Delfín presentase en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid 'Missing', una colección en memoria de su perrita Alicia y en la que el blanco se convertía en el color predominante.
El diseñador malagueño se vuelve a subir a la pasarela – tras una edición sin participar - para mostrar 'Nobody loves no one', una colección que supone una declaración de amor a Pelayo, su pareja. A lo largo de la misma queda perfectamente reflejada la retroalimentación entre ambos, ya que esta supone una demostración de cómo se influyen el uno al otro.
Para la creación de esta colección, el diseñador ha partido de la canción “Wicked Game”, de Chris Isaak, de la cual coge, además, una de las estrofas para dar nombre a la misma.





























Fotos: Vogue.es

Se trata de una colección en la que aparecen elementos como el velcro, las cremalleras – un elemento casi distintivo del diseñador - o los mosquetones, que sirven para explicar la unión entre ambos. Entre los colores que predominan podrían destacarse el verde, el fresa, el cereza o el camel, impregnados en tejidos como el poliéster y el algodón.
Uno de los elementos más llamativos de la colección es el uso del estampado bacterio, que sirve como base de la lámpara Tahití, diseñada por Ettore Sottsas.
Para mostrar esta colección, el diseñador ha contado con la colaboración de Pelayo Díaz – una vez más encargado de diseñar los bolsos – Opticalia, Dr. Martens y Wolford, empresa austriaca especializada en medias y ropa interior femenina.
El desfile de David Delfín es, cada año, uno de los más aclamados de la pasarela madrileña, no solo por los looks se muestran, sino por el innumerable número de personajes famosos que se encuentran en el front row: Alaska y Mario Vaquerizo, Topacio Fresh o Bibiana Fernández son algunos de los que nunca fallan. ■

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...