jueves, 19 de junio de 2014

El estilo de una reina

 Ya está. Esta mañana Letizia Ortíz se ha convertido en Letizia de España, primera reina (consorte) española con orígenes en la clase media del país. Formalismos a parte, una de las cosas que más expectación ha generado durante los últimos días era ver qué vestido elegiría la Reina para asistir al acto de coronación de su marido. Una vez más - y como era de esperar -  confió en el modisto Felipe Varela, quién le confeccionó un vestido con abrigo en crepé de verano blanco roto con bordado en el cuello degradé en cristal de rubí, ámbar, amatista y rosa talco con microperlas crema. Complementó su indumentaria con unos zapatos de la firma Magrit. La decisión de la Reina era más que esperada, ya que gracias al modisto se ha convertido en una de las mujeres más elegantes del panorama nacional e internacional.


La Reina Letizia con vestido de Felipe Varela durante la ceremonia de coronación de su marido como Felipe VI


Poco queda de aquella joven, periodista de profesión, que se presentó como la prometida del Príncipe de Asturias con un traje dos piezas blanco firmado por Armani – copiado hasta la extenuación en las bodas de verano de los tres años siguientes – o del impresionante vestido rojo español de Lorenzo Caprile con el que pocos días antes de su boda con Felipe de Borbón fue capaz de conquistar a los más asépticos a que una plebeya cruzase la línea y empezara a formar parte de la Familia Real. Entre estas imágenes y la vivida en el día de hoy han pasado algo más de diez años, a lo largo de los cuales Letizia Ortiz ha sabido encauzar un estilo que, en inicios, parecía casi inexistente.
Una década ha sido suficiente para considerarla como una de las mujeres mejor vestidas del mundo, llegado a compararla, incluso, con mujeres de la talla de Rania de Jordania o Kate Middleton. Respecto a esta última se dice que existe el famoso “efecto Kate”, que hace que todo lo que se ponga la duquesa de Cambridge se pocas horas después. ¿Existe también este “efecto Letizia”? Algunos expertos señalan que sí. Prueba de ello es el vestido color rosa palo de Mango con el que visitó las oficinas de dicha empresa y que se agotó poco después de hacerse eco en los medios de la comunicación. A pesar de esto, los expertos señalan que aún falta mucho camino para que la repercusión de lo que viste Letizia llegue a lo que viste Kate. 






Desde que se convirtió en Princesa de Asturias, el estilo de la ahora Reina de España ha sido objeto de halagos y críticas. Estas últimas – muy comunes dentro del sector textil español -  se dirigían al hecho de confiar en un único diseñador que construyera su armario, en parte debido a los consejos de la Reina Sofía. Vareladas a parte, lo cierto es que Letizia ha sido una princesa cercana en cuanto a estilo se refiere. Ha sabido combinar a la perfección prendas de grandes firmas con otras low cost como Zara o Mango. Aún así, son muchos los que consideran que esto no es suficiente. ¿Por qué no hace de embajadora de la moda del país que representa? ¿Supondrá la ceremonia de esta mañana un punto de inflexión en el estilo de la Reina y llegará a vestir en un futuro de diseñadores como Juanjo Oliva, Duyos o Amaya Arzuaga? Estas preguntas solo se podrán responder a partir de hoy, momento en el que Letizia ya puede caminar por sí sola.  



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...