lunes, 14 de julio de 2014

Una 'it girl' en palacio

Hija y nieta de dos grandes iconos de estilo y elegancia, Carlota Casiraghi siempre ha destacado por su estilo sobrio e impecable. Es fan incondicional de las creaciones de Karl Lagerfeld para Chanel, y las firmas se la rifan. Ser portada de la edición francesa de Vogue o imagen de Gucci son solo alguno de los ejemplos de su actividad dentro de la industria de la moda.








Carlota Casiraghi fotografiada por Mario Testino para la edición francesa de la revista Vogue

Carlota Casiraghi nació en 1986 y, ya entonces, se convirtió en un auténtico icono. Adicta al estilo bohemio, a los escándalos y a los caballos – su gran pasión – la joven ha conseguido romper con la mayor parte de los clichés – gracias a Disney – que se tienen de las princesas.
Quizás es la sangre real o quizás el estilo innato heredado de su abuela, la desaparecida Grace Kelly, pero lo cierto es que es una de las aristócratas más seguidas por las jóvenes. Y razones no le faltan: es joven, fresca y va siempre impecable. Además, en los últimos tiempos – dramones a parte – ha demostrado que el estar embarazada no es un hándicap para vestir con estilo.

Izq. Con vestido rosa empolvado de Chanel durante la boda religiosa de su tío Alberto con la ex nadadora sudafricana Charlene Wittstock. Dcha. Junto con su pareja, el actor francés Gad Elmaleh, durante el Baile de la Rosa de 2013

Si cogemos una lupa y analizamos minuciosamente el estilo de la joven princesa, llegamos a la conclusión de que este tiene dos vertientes: una parte más casual – en la que abusa de los vaqueros, de los vestidos holgados totalmente hippies y de las prendas básicas – y otra más formal, en la que elegancia y sobriedad se aúnan en prendas que, en su inmensa mayoría, son de Chanel, su marca fetiche. Es en esta segunda cuando la joven muestra sus estilismos más llamativos.
La línea de sobriedad también se impone en el peinado y el maquillaje. Para el día, Carlota suele optar por la melena suelta, mientras que para la noche suele utilizar delicados moños de bailarina y cola de caballo, que completan a la perfección los estilismos. En cuanto al maquillaje, siempre opta por lucir un acabado natural, haciendo hincapié en los labios y los ojos, lo que resalta aún más su sobrada belleza.

Carlota Casiraghi en diferentes actos sociales

Si hay una característica que define a la perfección a Carlota Casiraghi es que sabe elegir qué poner y en qué momento hacerlo. Además, tiene la suerte de tener una gran percha, lo que juega una papel fundamental en el hecho de que se saque siempre el máximo partido posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...