domingo, 25 de octubre de 2015

Adiós, Mr. Simons


Hace unos días la noticia irrumpió con fuerza en el mundo de la moda: Raf Simons (Bélgica, 1968) dejaba su puesto como director creativo de Dior tras más de tres años y medio –con seis desfiles por año– al frente de la casa francesa. Durante este tiempo, el belga creó colecciones cargadas de romanticismo y en las que supo combinar a la perfección el espíritu de la firma con las tendencias actuales, lo que le ha valido numerosos reconocimientos, como el premio CFDA al Mejor Diseñador Internacional en 2014.

















Raf Simons entró en la 'maison' francesa como un elefante en una cacharrería. Su primera colección –en la que recuperó, entre otros elementos, la falda 'evasé' y la mítica chaqueta 'Bar' de 1947– fue toda una declaración de intenciones en cuanto a lo que serían las siguientes, consiguiendo así encandilar a los más reticentes a su llegada tras la marcha del siempre eterno John Galliano. Tras ello, colecciones perfectamente cuidadas, con la flor como motivo principal que, en muchas ocasiones, servían como herramienta para rendir tributo a la sus precursores–, con las que la casa Dior experimentó un crecimiento de las ventas y consiguió atraer a celebridades de la talla de Charlene de Mónaco o Jennifer Lawrence. Su última colección, presentada hace tan solo unas semanas en París, contó con el blanco como color principal, que impregnaba modelos con aires a medio camino entre la época victoriana y el futurismo, y que puso el broche de oro al trabajo del belga al frente de Dior.


























Simons definió como “un privilegio” su paso por la firma a través de una nota de prensa. “Se trata de una decisión basada enteramente y por igual en mi deseo de centrarme en otros intereses de mi vida, incluyendo mi propia marca y otras pasiones que me inspiran fuera del trabajo”, añadió.   
Tras el huracán mediático provocado por la noticia que en la escala de Ritcher vendría a compararse con un terremoto de nivel 7, la cuestión ahora es quién sucederá a Raf Simons en el trono de Dior. Riccardo Tisci director creativo de Givenchy, el catalán Josep Font que actualmente se encuentra a la cabeza de Delpozo y cuyo estilo casa a la perfección con las directrices de la marca francesa o Jonathan Anderson ahora, en Loewe son los nombres que más suenan en las apuestas.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...